Al igual que otros presidentes, Obama también margina al Magreb

El presidente Obama recibiendo al rey de Marruecos Mohamed VI en novimebre de 2013

El presidente estadounidense Barak Obama, ha sido fiel a la tradición de sus antecesores el cargo: no visitar la región del Magreb, esencialmente Marruecos y Argelia. Lo que confirma que esta región sigue sin gozar del interés de la Casablanca.

Desde su llegada a la presidencia, Obama efectuó tres visitas al continente africano, la última ha sido en julio y agosto de 2015. Sin embargo, Obama ha marginado durante estas visitas al norte de África y principalmente Marruecos y Argelia. El desinterés de Washington por el Magreb es muy llamativo. Solo el ministerio de exteriores dedica cierto interés a esta región.

Son múltiples las razones que no favorecen la visita de Obama al Magreb y que son:

A pesar de que Obama alabó en varios discursos la democracia tunecina después de la Primavera Árabe, sin embargo, la inseguridad que reina en el país impide una visita simbólica del presidente estadounidense a este país. Además no puede visitar Túnez y marginar a Marruecos y Argelia.

Respecto a Argelia, es impensable que Obama visite un país gobernado por un político, de la época de la guerra fría Abdelaziz Bouteflika que sigue agarrándose al poder a pesar de su precaria salud. Teniendo en cuenta que Obama ha criticado ferocemente la decisión de algunos presidentes africanos de agarrarse eternamente a la silla del poder.

En cambio, Argelia despierta el interés del Pentágono por el papel que pueda desempeñar en la zona del Sahel contra el terrorismo mucho más que por su petróleo o gas.

El caso de Marruecos es paradójico, ha sido el primer país en la historia que ha reconocido a los EE.UU en 1777. Históricamente, Marruecos es considerado un aliado de Washington sobre todo durante la guerra fría y en la guerra contra el terrorismo.

No obstante, durante la presidencia de Obama, las relaciones han registrado un deterioro significativo. En concreto cuando Washington presentó durante abril 2013 ante el Consejo de seguridad de la ONU un proyecto de resolución que permite a la misión de la ONU en el Sahara MINURSO vigilar los derechos humanos en esta zona de conflicto.

Rabat consideró la iniciativa de Washington como una traición, y anuló las maniobras militares conjuntas que eran previstas para abril 2013. Al mismo tiempo, insinuó que podría apostar en el futuro por China y Rusia.

El encuentro entre Obama y Mohamed VI después de la crisis de abril 2013 en noviembre del 2013 no representó un salto cualitativo en las relaciones bilaterales. Washington sigue exigiendo a Marruecos más democracia y respecto de los derechos humanos. A pesar de los malentendidos, las relaciones mantienen un nivel muy aceptado.

Por otra parte, Washington sigue manteniendo la idea de que el Magreb es una región de influencia de la Unión Europea y principalmente de Francia, lo que explica este desinterés.

El Magreb como región africana no goza del interés que dedica la Casablanca al continente africano, y tampoco goza de un interés que dedica Washington al mundo árabe, este último para los estadounidenses es Oriente Medio.

La única y la última visita oficial de un presidente estadounidense al Magreb se remonta a 1959, se trata de la vista de Eisenhower. Estamos hablando de fotos en blanco y negro. Actualmente, está descartada una visita de Obama al Magreb en el 2016.

Y en caso de ganar en las próximas elecciones presidenciales, Hilary Clinton podría efectuar una visita oficial al Magreb. Hilary Clinton firmó como jefa de la diplomacia estadounidense los convenios del diálogo estratégico con Marruecos y Argelia. Además conoce muy bien la región. Por consiguiente, su visita al Magreb es muy probable.

Y por lo tanto, vamos a tener una foto de un presidente estadounidense no solo en color sino en HD para sustituir la de blanco y negro de Eisenhower.

مقالات ذات صلة