El Instituto Elcano aconseja a España involucrarse en la selección de imames y más integración educativa

Los Reyes de España y Marruecos

El Real Instituto Elcano aconseja a España involucrarse en la selección de los imames que ejercen en lugares de culto islámico en nuestro país, singularmente en aquellos cuya congregación esté compuesta mayoritariamente por musulmanes de origen marroquí, y fomentar la integración educativa del inmigrante del país vecino.

Éstas son algunas de las recomendaciones que se recogen en el informe sobre las relaciones entre España y Marruecos en el que el Real Instituto Elcano ha trabajado durante un año bajo la coordinación del investigador Haizam Amirah y que ha sido presentado este martes en Madrid.

En dicho informe, este think-tank reseña que en la actualidad el Plan Nacional de Prevención de la Radicalización de corte yihadista contempla la colaboración hispano-marroquí en áreas como la formación de imames, la participación de docentes marroquíes en la impartición de contenidos sobre lengua y cultura de su país en colegios españoles a descendientes de inmigrantes procedentes del mismo e incluso la financiación del culto islámico en Ceuta y Melilla.

No ocurre lo mismo con la selección de los imames que ejercen en las mezquitas españolas de mayoría marroquí porque, según advierte el Instituto Elcano, existe un “empeño” de las autoridades del país magrebí por controlar esa designación “para evitar que predicadores extremistas promuevan la radicalización entre sus nacionales”.

ESPAÑA AÚN NO TIENE CAPACIDAD PARA INTERVENIR

“Esto es de interés para España, que aún no tiene las capacidades necesarias para intervenir en ese sector religioso ni sobre temas de cultura marroquí ni en otros afines como el educativo”, subraya el informe.

En este sentido, señala que el protagonismo de Marruecos en estas iniciativas para inhibir procesos de radicalización de sus nacionales en España está ofreciendo a Rabat la posibilidad de ejercer una influencia que sirve mejor a sus intereses que a los de nuestro país.

Sobre la educación, el estudio hace hincapié en la necesidad de elevar el perfil educativo del inmigrante medio marroquí en España y, para ello, pide imitar a Francia o a Canadá en la atracción de universitarios y graduados marroquíes, así como de una inmigración “cualificada”, porque, según señala, “esto mejoraría la imagen de la sociedad marroquí en España y la imagen de España en Marruecos”.

En este sentido, el Instituto Elcano añade que cuando la situación económica de España mejore convendría diseñar una política de becas específica para estudiantes marroquíes dirigida sobre todo a carreras “con buena salida en el mercado”, entre las que cita medicina, enfermería o ingenierías.

MEJORAR EL CONOCIMIENTO MUTUO Y DESMONTAR ESTEREOTIPOS

Entre otras recomendaciones destaca la de la conveniencia de que España profundice en los instrumentos de cooperación cultural para estimular el conocimiento mutuo de ambos países y “desmontar” los “muchos” estereotipos” que existen ambas direcciones.

Asimismo, sugiere que España adopte medidas para mejorar la difusión de la lengua y la culturas españolas en Marruecos, así como favorecer el conocimiento y la transferencia de experiencias en los ámbitos de las universidades, los partidos políticos, los medios de comunicación, los organismos de la Administración, los municipios, las juventud o las actividades deportivas.

Éstos son algunos de los consejos que recoge el citado informe y que, según ha comentado su coordinador, Haizam Amirah, España debería atender porque Marruecos sigue siendo “por muchos motivos” un socio “clave” para nuestro país. De hecho, ha destacado que tanto España como Marruecos son conscientes del importante “colchón de intereses” que supone un país para el otro.

Amirah ha destacado que las relaciones entre ambas naciones se ha caracterizado por su “complejidad” y sus “frecuentes vaivenes”, si bien ha puesto de relieve que en los últimos diez años éstas han experimentado una mejora.

En este sentido, ha avisado de que si se quiere consolidar la buena relación actual hace falta dedicar “más atención y esfuerzo” a construir más puentes entre ambas sociedades “tejiendo más relaciones humanas y profesionales”, lo que pasa por la creación de nuevos espacios, por el fomento de los intercambios, por la revisión de la política de concesión de visados y por una presencia cultural y comunicativa “más eficaz” en las dos direcciones.

LA “ESTABILIZACIÓN” DE MARRUECOS, “VITAL” PARA ESPAÑA

Durante la presentación del informe también han intervenido el exministro de Asuntos Exteriores socialista y secretario general del Club de Madrid, Carlos Westendorp, y el catedrático de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid, Bernabé López García, y ambos han coincidido en que la estabilidad en Marruecos es “de vital importancia” para España.

Máxime teniendo en cuenta que nuestro país tiene con el vecino una serie de puntos de “fricción” que tienen que ver con las diferencias en el ámbito económico, político o del desarrollo humano que hacen que sus relaciones, que ahora pasan por su momento “más dulce”, sean “intermitentes”.

En aras de esa estabilización, ambos han destacado la necesidad de fortalecer el mencionado “colchón de intereses” que se ha creado entre España y Marruecos en diferentes áreas fomentando la “complementariedad” con el objetivo de tratar de “disminuir” las importantes diferencias que existen entre ambos países, sobre todo el lo que se refiere al nivel de vida.

Y es que, según ha destacado López García, “ni siquiera entre Estados Unidos y México –países también vecinos– la diferencia es tan grande como la que hay entre el norte y el sur del Estrecho de Gibraltar”.

مقالات ذات صلة

By 

Sign In

Reset Your Password