España apuesta por Marruecos en la lucha contra el terrorismo y Francia lo hace por Argelia

El ministro español del interior Fernández Díaz y su homólogo marroquí Mohamed Hassad

Francia está apostando por Argelia en la lucha contra el terrorismo mientras que España está estrechando la cooperación con Marruecos, y la actual crisis en las relaciones entre Paris y Rabat además de otros factores favorecen aún más esta cooperación bilateral y no multilateral.

A pesar de la coordinación y la cooperación contra el terrorismo en el seno del grupo 5+5 entre los países mediterráneos que forman este bloque es multilateral, prevalece en la actualidad una cooperación bilateral en materia de seguridad entre Marruecos y España por una parte y entre Francia y Argelia por otra parte.

Históricamente, los implicados en actividades terroristas en Francia y desde mediados de los noventa hasta los atentados de la semana pasada en Paris que dejaron 17 muertos son jóvenes de origen argelino en concreto. Esto se explica por la radicalización del movimiento islamista argelino a principios de los noventa y su posterior influencia en el seno de la comunidad musulmana argelina en Francia, la más numerosa en comparación con otras comunidades de la misma religión.

En el caso de España ocurre lo contrario, la mayoría de los implicados en el terrorismo como los atentados del 11 M en Madrid son de origen marroquí, y la mayoría de los presuntos terroristas que se dirigen a Siria para incorporarse a DAECH son también marroquíes.

Esta situación histórica explica porque Francia solicita la ayuda de Argelia mucho más que a Marruecos, también explica a la perfección porque España está apostando mucho por Marruecos en la lucha contra el terrorismo.

El estado de la relación diplomática en el Mediterráneo Occidental también es significante, la relación entre Madrid y Rabat es de diálogo permanente y de entendimiento total. El gobierno de Mariano Rajoy no cesa de elogiar el papel de Marruecos en la ayuda que está brindando en la guerra contra el terrorismo.

La relación entre Argelia y Francia es buena, pero entre Paris y Rabat es una crisis que dura desde febrero pasado por desacuerdos relacionados con el conflicto del Sahara y los derechos humanos. Por lo tanto, y según aportó el periódico El Mundo hace diez días, España es el puente informativo en temas de seguridad entre Marruecos y Francia en la actualidad.

Según los expertos, la débil cooperación multilateral no favorece una respuesta eficaz y total a los desafíos del terrorismo en la zona del Mediterráneo Occidental.

مقالات ذات صلة

By 

Sign In

Reset Your Password